• HORA DE PRACTICAR
  •     Empieza contrayendo con intervalos cortos: 1 segundo contrayendo y 3 segundos relajando. Luego puedes hacerlo con intervalos más largos: 3 segundos contrayendo y 6 segundos relajando.

    De esta forma estarás trabajando los dos grupos de músculos que encontramos en el suelo pélvico, los que responden a las contracciones rápidas y los que responden a las lentas.

    Estos ejercicios básicos puedes realizarlos en casa sin ayuda de nada. Para empezar a notar sus beneficios te recomendamos llevarlos a cabo 3-4 veces al día durante 6-8 semanas.  Importante: Durante los ejercicios, se debe mantener la respiración mientras contraes los músculos y soltar el aire mientras relajas la zona.

    " />

    SALUD

    EJERCICIOS DE KEGEL - GIMNASIO PARA EL SUELO PÉLVICO

    Publicado 2021/09/15

    Te presentamos en que consiste este tipo de entrenamiento para fortalecer el suelo pélvico, sus beneficios y cómo realizarlos.

    Hablar de estos ejercicios va necesariamente ligado a hablar del suelo pélvico que para muchxs sigue siendo desconocidx.

    ¿QUÉ SON LOS EJERCICIOS KEGEL?

    Son ejercicios simples de contracción del músculo pubococcígeo que sirven para mejorar la fuerza y la contracción de los músculos del suelo pélvico. Los beneficios de los ejercicios de Kegel van mucho más allá de la famosa prevención de la incontinencia urinaria.

    Podemos decir que los beneficios de la mejora del suelo pélvico son básicamente estos:

    • Prevenir la incontinencia urinaria.
    • Mejorar la vida sexual haciendo que las sensaciones de la penetración sean más intensas.
    • Aumentar el deseo sexual.
    • Para personas con vagina se aumenta la lubricación vaginal de forma natural.

    ¿QUÉ ES EL SUELO PÉLVICO?

    El suelo pélvico está formado por un conjunto de músculos y ligamentos que se encuentran en la base de la pelvis. Son los músculos profundos que forman las paredes que encierran nuestro tronco: el abdomen, el diafragma, los oblicuos, la musculatura lumbar y el suelo pélvico.

    Su función más conocida es la de retener las vísceras del abdomen y la pelvis, es decir sostener el aparato digestivo, urinario y reproductor. Es el responsable de controlar la continencia urinaria y anal.

    Es un grupo muscular muy importante en nuestro cuerpo que puede debilitarse por diversas razones.

    Los factores que pueden debilitar o dañar el suelo pélvico son:

    • En personas con vagina: El embarazo, parto, postparto y menopausia.
    • Infecciones de orina.
    • Deportes de alto impacto como voleibol o el running.
    • Estreñimiento crónico.
    • Simplemente la edad.

    Muchas personas padecen debilitamiento del suelo pélvico sin saberlo. Es por eso que nunca está de más, conocer en qué estado está nuestro suelo pélvico y no sólo cuando empiezan algunas molestias. La autoexploración genital sigue siendo un tabú en nuestra sociedad lo que dificulta un adecuado autoconocimiento de esta zona, algo qué es necesario para prevenir ciertas dificultades fisiológicas, además de para conseguir disfrutar de la sexualidad al 100%.

    SUELO PÉLVICO DÉBIL

    Los problemas más habituales que un suelo pélvico debilitado puede provocar son:

    • Incontinencia urinaria, leve o abundante.
    • Prolapsos: caída de los órganos intraabdominales.
    • Dolor lumbar.
    • Disfunciones sexuales: no alcanzar orgasmos, tener menos sensibilidad o sufrir dolor en el coito.

    Muchas veces, se comete el error de normalizar ciertas situaciones, como pérdidas de orina leve al reír, toser, estornudar, saltar… etc. Si sentimos cualquiera de estos síntomas, por pequeños que sean, debemos consultar con un especialista en Medicina de Rehabilitación del Suelo Pélvico, para realizarnos una valoración de nuestra musculatura pélvica.

    Los ejercicios de Kegel son recomendables para todas las personas independientemente de su edad. En algunos casos, los ejercicios ayudarán a disminuir los síntomas del debilitamiento pélvico, y en otros será solamente preventivo, pero en todos los casos será beneficioso.

    Ejercicios de Kegel para personas con vagina

    -CÓMO FORTALECER EL SUELO PÉLVICO MEDIANTE EJERCICIOS KEGEL

    El primer paso antes de decidir si ponemos en marcha un proceso para fortalecer el suelo pélvico es recomendable realizarse un diagnóstico del estado actual de tu suelo pélvico por un profesional especializado.

    Es mucho menos complicado de lo que seguramente piensas. Cómo cualquier músculo de tu cuerpo, se trata de ejercitarlo de manera regular y localizado.

    1. LOCALIZA LOS MÚSCULOS DE TU SUELO PÉLVICO

        Puede parecer una tontería, pero el primer paso antes de ejercitar cualquier músculo es ubicar exactamente dónde está y sentirlo.

    • ¿Cómo identificar los músculos del suelo pélvico?

        Cuando estés orinando, corta la salida de orina. Estarás contrayendo el suelo pélvico por lo que ya lo tendrás localizado.

    1. HORA DE PRACTICAR

        Empieza contrayendo con intervalos cortos: 1 segundo contrayendo y 3 segundos relajando. Luego puedes hacerlo con intervalos más largos: 3 segundos contrayendo y 6 segundos relajando.

    De esta forma estarás trabajando los dos grupos de músculos que encontramos en el suelo pélvico, los que responden a las contracciones rápidas y los que responden a las lentas.

    Estos ejercicios básicos puedes realizarlos en casa sin ayuda de nada. Para empezar a notar sus beneficios te recomendamos llevarlos a cabo 3-4 veces al día durante 6-8 semanas.  Importante: Durante los ejercicios, se debe mantener la respiración mientras contraes los músculos y soltar el aire mientras relajas la zona.

    Sobre las autorías

    173863546 3654501494676150 8813066187311697647 N

    Bren Mukul

    Química de profesión y Asesora de Candy Sex Shop por pasión.

    Entusiasta del empoderamiento sexual, creyente de que una sexualidad informada y consiente permite una sana exploración.

    Compartir